Rafael Rodríquez | Adicciones
12
page,page-id-12,page-template-default,ajax_leftright,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,qode-theme-ver-6.5,wpb-js-composer js-comp-ver-4.4.3,vc_responsive

Adicciones

Adicciones tóxicas

Trastorno por consumo de alcohol

El alcohol es un problema si afecta a cualquier parte de su vida, incluida su salud, su trabajo y su vida en el hogar. Puede tener un problema con el alcohol si piensa en beber todo el tiempo, si vive intentando dejar de beber por su propia cuenta pero no puede, o si a menudo bebe más de lo que planifica o más de lo que es seguro para lo que está haciendo.
No todos los signos son evidentes. A muchas personas les resulta difícil reconocer que el alcohol es un problema. Con frecuencia, las personas que lo rodean ven el problema antes que usted. Piense en lo que le dicen sus amigos y sus familiares sobre el consumo de alcohol. Después contacte con nosotros.

Trastorno por consumo de cocaína

Droga psicoestimulante que genera tolerancia, dependencia, finalmente adicción. Su consumo prolongado y abusivo puede desarrollar trastornos psiquiátricos graves tales como comportamientos esquizoides y paranoides y alteraciones en el plano afectivo como la depresión y ansiedad.
En el plano médico,  puede causar perdida de apetito, insomnio, perforación del tabique nasal, riesgo de infartos cardiacos, hemorragias cerebrales y cardiopatias severas.
Si quieres evitar todas estas consecuencias, ponte en contacto con profesionales como nosotros y te ayudaremos.

Trastorno por consumo a cànnabis

Dosis elevadas pueden dar lugar a la aparición de psicosis con  ansiedad, delirios paranoides o de persecución e ideas de suicidio, suele estar acompañada de pánico, paranoia, depresión y desorientación en el tiempo y en el espacio. Esta complicación al ser producida por el consumo suele tener una duración de entre uno y once días, siempre supeditados a la abstinencia de la sustancia.
Síndrome amotivacional: el uso continuado y crónico de la marihuana se ha asociado con este síndrome, caracterizado por: apatía, frustración fácil, pérdida de eficacia al desarrollar trabajos, falta de concentración, y una falsa idea de productividad elevada. Las personas que padecen este síndrome, tienden a ser menos compatibles y sociales con los familiares y amigos, comportarse de forma más independiente y menos involucrados en el trabajo o las instituciones convencionales, se comportan de forma más problemática en el cumplimiento de las reglas y costumbres sociales y suelen tener mayor tolerancia hacia las conductas socialmente desviadas. Esto en ocasiones, le produce problemas judiciales y/o sociales.

Trastorno por consumo a medicamentos/fármacos

Un uso inapropiado de varios medicamentos  representa un serio problema de salud, siendo fármacos peligrosos aquellos que tienen un efecto rápido; como analgésicos y tranquilizantes.  Son protagonistas, las benzodiazepinas, por sus efectos sedantes, hipnóticos y ansiolíticos, por ser además los medicamentos más preescritos en los servicios de atención primaria y producir iatrogenia en pacientes susceptibles a desarrollar una adicción.

Trastorno por consumo de tabaco

Dejar de fumar es un reto muy difícil. Sin embargo, el tabaco sigue siendo la principal causa de muerte evitable en Europa. Las terapias para dejar de fumar que incluyen tratamientos farmacológicos y la ayuda del médico se están consolidando como una de las mejores alternativas para abandonar la adición a la nicotina. Aunque el fumador puede verlo como un reto imposible. Abandonar el tabaco es posible, contacta con nosotros y te ayudaremos.

Adicciones comportamentales

Adicción al sexo

Los adictos al sexo desarrollan un comportamiento compulsivo, y les resulta muy difícil controlar su deseo, por lo que necesitan satisfacerlo con inmediatez, y no son conscientes de los problemas que les puede acarrear su actitud, o asumen las consecuencias de sus actos con tal de conseguir lo que quieren en ese momento.Este trastorno interfiere seriamente en la vida cotidiana del que lo sufre, porque afecta a todos los ámbitos, desde las relaciones personales con la pareja, familia y amigos, hasta la actividad profesional, que con frecuencia se dejan en un segundo plano cuando se trata de mantener relaciones sexuales.

Juego Patológico

Adicción al juego, máquinas tragaperras, bingo, cartas, apuestas… Si la persona juega con una determinada frecuencia, invirtiendo cantidades de dinero superiores a sus posibilidades y/o dedicando mucho tiempo a esta actividad, llegará a interferir de forma importante en su vida, limitando el desarrollo de otras actividades. El placer por el juego dejará entonces paso a una sensación de malestar, pues la persona sigue jugando de una forma compulsiva, a pesar de los problemas que le supone en distintos aspectos fundamentales de su vida y aún cuando desea dejar de hacerlo. El afectado al principio se niega a reconocer el problema y por tanto no considera la posibilidad de buscar ayuda. Pero las consecuencias repercuten en los que tiene alrededor y son éstos los que pueden intuir lo que está pasando. Empezarán a deteriorarse entonces las relaciones familiares, sociales y laborales.

Otras adicciones comportamentales

- Adicción a internet y redes sociales

– Adicción a las compras compulsivas